EL DISCURSO DEL SILENCIO HA MUERTO

EL DISCURSO DEL SILENCIO HA MUERTO

martes, 4 de junio de 2013

ECONOMÍA ÉTICA Y RACIONAL

ECONOMÍA ÉTICA Y RACIONAL

DE CADA UNO SEGÚN SU CAPACIDAD Y A CADA UNO SEGÚN SU NECESIDAD”

UNA ECONOMÍA ÉTICA ES IMPOSIBLE BAJO EL CAPITALISMO

-Los recursos son limitados, el crecimiento no puede ser ilimitado.
-Los problemas socioambientales que el sistema capitalista genera con sus NEGOCIOS, son fuente de nuevos ingresos para el capital.
-Se exige un CAMBIO TOTAL y no soluciones adaptativas consistentes en poner parches.
-Deben ser los pueblos quiénes controlen sus recursos. Los pueblos tienen que dar respuesta a nuestro malestar, frente a una sociedad acaparada por el capital, en la que se destruye todo arraigo y se ha dado cobertura judicial a un desvergonzado robo, que ha encontrado en las vías criminales su beneficio.
-La política municipal debe ser reanimada con nuestra participación, para evitar que el Ayuntamiento se parezca cada vez más a una empresa que propicia la afluencia de capital que va corroyendo la actividad pública a favor del mercado y vaciando la vida de la comunidad a favor de la burocracia.
TENEMOS QUE EXIGIR UN CAMBIO DE MODELO AGROALIMENTARIO Y AMBIENTAL TENIENDO COMO REFERENCIA:
-La soberanía alimentaria y la ecología. Soberanía alimentaria entendida principalmente como el tener garantizado el autoabastecimiento alimentario libre de venenos, tanto químicos como biológicos. Ecología en el sentido de garantizar la fertilidad del suelo, la elaboración de una cultura del agua y una regeneración de los espacios degradados.
-Si el capital es un poder, también lo es el trabajo, y, hoy más que nunca el hombre tiene que decidir frenar este despilfarro de recursos que agotan y contaminan de forma irreversible las posibilidades de la propia vida.
-Este callejón sin salida al que nos conduce el capitalismo imperante debe tener una respuesta local en el socialismo.
-PROPONEMOS, un mayor espacio de participación pública en sectores estratégicos de la economía agroalimentaria- energético-industrial y de bienestar social.
-Tenemos que mostrar nuestra NO-COOPERACIÓN con quién priva al pueblo del fruto de su trabajo y plantear nuestras exigencias para mejorar nuestra calidad de vida.
Nuestros recursos no pueden alimentar la actual ineficiencia política preocupada tan sólo por servir a intereses capitalistas y su imperialismo armado, su tendencia a convertirse en un estado policial que sólo se preocupa de recaudar con una sobredimensionada burocracia, que permite que intereses privados expolien y envenenen el espacio de la vida pública y acaparen los medios de producción.
CONOCER PARA ACTUAR. INVESTIGACIÓN PARTICIPATIVA, Y MEDIOS PARA QUE SE PRODUZCA.
-Tenemos que conocer para actuar, avanzar en educación para aclarar el desencuentro entre el capital y el trabajo, podemos ganar más, trabajar menos y encontrar el tiempo para arreglar nuestra casa, nuestro cuerpo, nuestro pensamiento, dependemos unos de otros y no podemos estar siempre enfrentados.

DEFENSA DEL MUNDO RURAL Y DE LA CULTURA AGRARIA, CON NUESTRAS SINGULARIDADES:

-El olivar, secano, huertos de autoabastecimiento, ganaderia extensiva y silvicultura.
-Acercar el medio rural al medio urbano:
-Imposibilitar que el proceso de urbanización deje el campo vacío, hacer que nuestra cultura agraria entre en este casco urbano.
-Conservación de caminos rurales para habitar el territorio.
-Debemos gestionar el territorio de forma racional, sin las presiones del actual mercado , que van desmantelando nuestra cultura agraria.
-Debemos modelar el paisaje para tenerlo vivo, para estar en él arraigados, si lo abandonamos estamos aún más perdidos.
-Nuestra cultura agraria tradicional debe encontrar un relevo en las nuevas generaciones y juventudes, que ponga fin al abandono y a la desorganización fruto de la ausencia de objetivos.
-Evitar que dejen parados a un tercio de la población, principalmente jóvenes, de brazos cruzados, esperando a ser subsidiados o preparando maletas para emigrar.

EL PRESUPUESTO MUNICIPAL SE HACE RACIONAL Y PARTICIPATIVO:

-Desvincular cualquier recurso material y humano de la maquinaria bélica, que causa tanto sufrimiento, injusticias y saqueos.
-Tender a un gasto energético racional que se pueda autoabastecer de fuentes renovables.
-Si no participamos nos roban.

UNA ECONOMÍA ÉTICA PARA UNA SALUD AMBIENTAL.

-Una salud ambiental es clave para desarrollar hábitos que fortalezcan nuestro cuerpo personal y social, frente a enfermedades profesionales, al consumo de productos de una agroindustria desnaturalizada, de exposición a tóxicos, a condiciones de hacinamiento, de traslados incesantes, de tensiones inducidas.
-Tenemos que conseguir que no se merme la capacidad de producir lo que necesitamos.
-Un uso racional de nuestros recursos humanos y naturales que impida nuestra dependencia alimentaria y energética.
-Evitar un consumo innecesario
-Cada hombre debe contar, no más que, con los medios para satisfacer sus necesidades materiales y emprender una reconstrucción del orden social sin violencia.


SI VALE LA PENA UNA VIDA SENCILLA, ENTONCES VALE LA PENA INTENTARLO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario