EL DISCURSO DEL SILENCIO HA MUERTO

EL DISCURSO DEL SILENCIO HA MUERTO

sábado, 27 de julio de 2013

ARTÍCULO EN PRENSA, EL AGUA EN MURES

Mures reparte entre sus vecinos garrafas de agua potable mientras adquiere una máquina para depurar nitratos

El Ayuntamiento de la Entidad Local Autónoma (ELA) de Mures, dependiente de Alcalá la Real (Jaén), está repartiendo entre sus vecinos garrafas de agua potable destinada a su consumo mientras estudia la adquisición de una máquina de "desnitrificación" que permita depurar los nitratos que se acumulan en el agua de la pedanía, que ha llevado a la Delegación territorial de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía esta semana a declararla "no apta para el consumo humano".
La alcaldesa pedánea de Mures, Francisca López, ha explicado que su equipo de gobierno ya ha pedido varios presupuestos para la referida máquina, y espera encargar aún alguno más antes de decidirse por la compra del "más rentable". Además, ha solicitado sendas reuniones con la Junta de Andalucía y la Diputación de Jaén que aún están sin fecha para abordar esta cuestión, con la esperanza de que estas administraciones pudieran colaborar también en la adquisición de esta infraestructura.
En tanto se materializa la compra, el Ayuntamiento está abasteciéndose de garrafas de ocho litros cada una de agua potable procedentes de un almacén de venta al por mayor de Alcalá la Real, que son las que está repartiendo entre los vecinos, ya que, según ha reconocido la alcaldesa, la ELA tiene la obligación de garantizar el suministro de agua a sus habitantes, buscando para ello las alternativas necesarias.
Según ha explicado Francisca López, el reparto se está llevando a cabo en función del número de personas que habita cada vivienda, y tomando siempre como referencia "el litro y medio de agua que, como media, debe beber una persona al día".
La alcaldesa ha señalado que la elevada presencia de nitratos en el agua de Mures se remonta tiempo atrás, y, de hecho, "hace ya 20 años" que se descubrió la presencia de esos elementos en el municipio, si bien "entonces el porcentaje era asumible para el consumo humano y la legislación al respecto no era tan estricta".
Sin embargo, "en el año 2009 saltaron las alarmas porque se superó el límite máximo de nitratos en el agua", un problema que se ha estado resolviendo desde entonces hasta la fecha "mezclando el agua con la de Alcalá la Real".
El nivel de nitratos en el agua de Mures se sitúa actualmente "en torno a 79 miligramos por litro" como consecuencia de las lluvias caídas en el año, que han aumentado la proporción, según ha explicado la alcaldesa, que ha señalado que ese nivel ya no se puede reducir simplemente mezclando el agua con la que le puedan suministrar desde Alcalá.
Así las cosas, los vecinos pueden seguir usando el agua que sale de las tuberías de sus casas para "ducharse, poner lavadoras o lavaplatos", pero "no para comer ni cocinar", para lo cual se emplea la de las garrafas que está adquiriendo el Ayuntamiento mientras compra la referida máquina que elimine nitratos y corrija definitivamente el problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario